fbpx

Las diferencias entre recesión económica y crisis económica es bastante grande, pese a que muchas personas las suelen confundir.

La palabra recesión está poniendo en alerta a todos los mercados del mundo el motivo no es otro que una nueva crisis, cuando parecía que la economía mundial crecía lentamente. No obstante, se espera que esta desaceleración económica no sea más que una recesión y que la economía mundial continúe desacelerando a corto plazo y que las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos sigan aumentando.

La pregunta es sencilla, ¿estamos ante una crisis económica o una recesión?

Para contestar a esta pregunta en primer lugar vamos a explicar ambos conceptos. Una crisis económica es la fase de un ciclo económico que desata consecuencias durante un largo periodo de tiempo. La productividad, la comercialización y el consumo afecta a la gran parte de los agentes económicos, y donde se restringe que poder adquisitivo de las familias.

La recesión económica es la variación negativa del PIB durante al menos dos trimestres consecutivos, esta variación negativa disminuye el ritmo económico y provoca una desaceleración económica. Una recesión económica está relacionada con conceptos como la variación de la inflación, que como una crisis también disminuye el poder adquisitivo de las personas.

Normalmente una crisis económica sacude la estabilidad financiera de las inversiones y los mercados, además, también afecta de manera microeconómica a la estabilidad y al poder adquisitivo de las familias.

¿Qué está ocurriendo en la actualidad?

Alemania tiene un Producto Interior Bruto (PIB) negativo, es decir, su economía durante el segundo trimestre de este 2019 decreció (retrocedió) un 0,1%. Esto provoca que, si el siguiente trimestre también tuviese un decrecimiento, Alemania entraría en una recesión económica. Pero claro, que la economía alemana retroceda implica que la economía de Europa no está llevando un buen camino y es que la economía europea solo ha crecido la mitad de lo que se esperaba que podía crecer, por lo que esto ha provocado una alarma en los mercados financieros.

Las bolsas por su parte han sufrido fuertes contracciones por la búsqueda de un refugio en la renta fija y como castigo ha producido una curva de los tipos de interés en Reino Unido y Estados Unidos. Esto significa que ambos países se financian más barato a largo plazo que a corto plazo.

Otro de los motivos puede ser la ya más que hablada posible salida del Reino Unido de la Unión Europea, el famoso Brexit. Aunque con la aparición de Boris Johnson parece que habrá un brexit duro, durante los últimos días parece que se convocarán elecciones.

Lo que está claro es que la economía actual está decreciendo y los motivos no están claros pero si sospechan algunos de los posibles.

15 + 5 =

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies